Monitoreo de la preparación del terreno en San Mateo

16.11.2012 Por: Transfer LBC

Los equipos de FSG, Beral, Edena, PHC, y Transfer hicieron el seguimiento a la preparación del terreno previo a la siembra de la cubierta verde.

 

 

 

 

 

Se comprobó que los trabajos se están llevando a cabo de manera adecuada y se está cumpliendo el plano base y las fechas programadas para cada acción. 

Durante el monitoreo el equipo de PHC expuso que en el terreno se encuentran claramente dos tipos de suelo: vivo y muerto. El primero presenta una soltura y suavidad, característica de un suelo con materia orgánica en descomposición y el otro en forma apelmazada con materia orgánica almacenada desde hace aproximadamente dos años. 

 

 

 

 

 

Un suelo muerto es un claro ejemplo de las consecuencias de un uso inadecuado del suelo. Por ejemplo el exceso de productos químicos para controlar las malas hiervas o las plagas. Las dos primeras fotos representan un suelo muerto, está compactado y en su interior se encuentran restos de material vegetal que no ha podido descomponerse. La última foto muestra dos muestras de suelo, la derecha es la muestra de un suelo bueno, suelto y con materia orgánica en descomposición. 

El proyecto tiene como objetivo demostrar que este suelo muerto se reactivará gracias al buen manejo que se implementará desde ahora.