Monitoreo de UVA en Ayoó de Vidriales

22.06.2013 Por: UVA, Luis Fernando Sánchez

El pasado 21 de junio, el equipo de la Universidad de Valladolid se desplazó hasta la parcela de 25 ha de la zona B del proyecto Operation CO2, en la pedanía de Congosta, municipio de Ayoó de Vidriales, Zamora. A lo largo de la mañana también se acercaron hasta allí la alcadesa Doña Sofía Tostón Lobato y algún vecino de la localidad para conocer en primera persona las actividades que se estaban desarrollando.

Se llevaron a cabo dos labores paralelas: por una parte se procedió a la recogida de muestras de planta y suelo en puntos georreferenciados previamente en el mes de marzo y, por otra, se efectuó un vuelo fotogramétrico con un UAV (Unmanned Aerial Vehicle) equipado con cámaras multiesprectrales.

La recogida de muestras se enclava dentro del plan de monitoreo que se está realizando en las zonas B y C, esto es, Ayoó de Vidriales y San Mateo de Gállego, provincias de Zamora y Zaragoza respectivamente. El objetivo es hacer un seguimiento de la evolución del contenido en carbono del suelo y la estimación de biomasa del cultivo. Para ello se  realizó una primera campaña de muestreo en marzo de 2013 tomando con GPS de precisión centimétrica los puntos donde se extrajeron suelo y planta. Después, el día 21 de junio, se volvió a esos mismos puntos para repetir el muestreo. Se tomaron ese día 36 muestras de suelo y 9 de planta (trigo y altramuz).

Cada muestra de planta ocupa una superficie de un cuarto de m2, dicha superficie se utiliza de referencia para posteriores cálculos. Ya en laboratorio, las plantas se limpian, se pesan en verde, se secan y se vuelven a pesar para determinar su biomasa. Posteriormente se pulverizan y se mide el tanto por ciento de carbono que contienen. Un proceso similar se utiliza con los suelos que, tras su secado y tamizado, se muelen para conocer su contenido en carbono mediante un sofisticado equipo.

En cuanto al vuelo, se realizó mediante un UAV guiado mediante GPS y equipado con cámaras que capturan imágenes multiespectrales procedentes de la luz reflejada por la vegetación, permitiendo en postproceso calcular tanto índices relacionados con el estado del cultivo como hacer estimaciones de biomasa del mismo.